Perspectivas

ojos

Los ojos y el
cambio climático

El cambio climático que está presentándose en nuestro planeta, obedece principalmente a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI´s) proveniente de la generación de electricidad, basada en el uso de combustibles fósiles.

Entre éstos, uno de los que más daña la conservación de la atmósfera, es el dióxido de carbono y debemos recordar que la función principal de la atmósfera es proteger contra la radiación solar y sus efectos.

Pensando en términos de las afectaciones a los seres humanos, la Secretaría de Salud emitió un comunicado, en el cual recomienda a la población protegerse contra los efectos del calor y los rayos solares. Los daños de la luz solar se deben a dos tipos de los llamados rayos ultravioleta: los UVA y los UVB. Entre ambos, la diferencia de radiación es la capacidad de penetración que tienen en la piel y en nuestros ojos; dos de los órganos más expuestos al medio. Por ello el Sistema de Monitoreo Atmosférico de la ciudad de México ha registrado índices altos de rayos UV durante el presente año, por lo que se recomienda el uso de protectores solares y ropa que cubra la mayor parte de la piel y anteojos que ayuden a proteger los ojos.

La diferencia de los efectos visibles que la exposición a los rayos UV producen en la piel, los problemas oculares no presentan molestias sino hasta después de un tiempo considerable, ya que la visión ha sido afectada. En ese sentido, es necesario que todas las
personas cuiden sus ojos para evitar el desarrollo de padecimientos utilizando regularmente lentes de sol
o en caso de necesitar anteojos con graduación preferir el uso de lentes fotosensibles como Augen Parasol, que regulan la exposición a los rayos solares.

Es recomendable utilizar protectores solares, anteojos que bloqueen en su totalidad los rayos ultravioleta y evitar la exposición al sol durante las horas de mayor incidencia.

-Dra. Ana Quintanilla