Perspectivas

3d_printing

3D Manufacturing la fábrica cambia por una oficina

Las nuevas formas de producción. Ahora en lugar de una fábrica se podrán tener productos a menor costo, más específicos y todo saliendo de impresoras en lugar de las grandes máquinas.

Imagínese que está usted en su oficina y su cliente más importante requiere su producto con algunos cambios específicos y lo necesita inmediatamente. Normalmente entraría en pánico, pararía la producción, llamaría a sus ingenieros para realizar las adecuaciones necesarias y tendría que dar respuesta en, por lo menos, un mes … ¿O se podría hacer inmediatamente? La respuesta es afirmativa.

Gracias a la nueva tecnología denominada “Adittive manufacturing” o fabricación aditiva o fabricación 3D, dependiendo la región en la que se realice, usted podrá fabricar el producto que necesita a través de una computadora y una impresora tridimensional que, capa por capa, irá generando el producto en cuestión.

La primera revolución industrial se hizo en Gran Bretaña a finales del siglo 18 con la mecanización de la industria textil, después llegó a inicios del siglo 20 la producción en línea gracias a Henry Ford, que dio paso a la producción en masa que ahora conocemos, pero ahora, esta nueva revolución tecnológica, permitirá hacer cosas más baratas y en menor número, lo que permitirá ser más flexibles en la elaboración y utilizar menos mano de obra.

Creada por Chuck Hull en 1986, la impresora tridimensional trabaja utilizando un haz de luz ultravioleta para solidificar una delgada capa de plástico líquido y un poco de tinta y repitiendo el proceso hasta dejar el producto terminado. Hasta el momento, se ha utilizado principalmente para generar prototipos de diversos productos como automóviles, pero los especialistas afirman que en un futuro no muy lejano, más del 80 por ciento de las cosas que utilizamos diariamente se realizarán de esta manera, desde un martillo hasta el ala de un avión se construirán en una oficina, en lugar de una fábrica como se realiza actualmente.

En AUGEN ÓPTICOS, siempre a la vanguardia, se utilizaron impresoras tridimensionales para elaborar los diseños de los armazones utilizados en el programa “Ver Bien”, cuyo diseño patentado, elaborado exclusivamente para AUGEN por el diseñador suizo Yves Behar, permitió realizar un armazón especialmente para niños, seguro, ergonómico, ligero y adecuado a los gustos y necesidades de los estudiantes mexicanos.

A través de la tecnología Additive manufac-turing, se pudo generar primero la impresión tridimensional y asegurarse así de que les quedaran bien a la mayoría de los niños y a partir de estas impresiones, se ajustaron los parámetros para el diseño final.

Desde el inicio de la participación de AUGEN ÓPTICOS en el programa “Ver Bien” como socio tecnológico, se han entregado más de un millón de anteojos, y según las expectativas para el próximo año escolar 2013-2014, se harán necesarios medio millón más.

Seguramente en un futuro cercano, usted tendrá en sus manos un anteojo cuyo armazón será generado por AUGEN ÓPTICOS, específicamente para su tipo de cara y necesidades específicas, impreso en la óptica de su preferencia de manera inmediata y a través de una impresora tridimensional.