Perspectivas

soluciones_simples

Retos grandes,
soluciones simples

En Augen Ópticos hemos enfrentado los vaivenes del mercado de la misma manera: tomando nuestras propias decisiones.

Pensamos que toda la gente que colabora con nosotros es un valor –desde el ingeniero que perfecciona un proceso de manufactura hasta la asistente que está próxima a terminar sus estudios– aún cuando no entren como tal en un estado financiero. Y si hemos sido capaces de fabricar una mejor lente, que ofrece una visión nítida y cómoda, nos sentimos obligados a continuar compitiendo en un mercado global sin olvidar lo local. Por eso, cuando nos preguntan qué fabricamos, nuestra respuesta es la misma: bienestar.

Nos declaramos independientes Nos gusta pensar que si realmente queremos hacer algo bueno, tenemos que seguir nuestro propio camino. Todos estos años, nuestros productos han respondido a retos específicos y las soluciones han reafirmado nuestra forma de pensar y de hacer las cosas ¿Necesitamos diseñar una máquina para fabricar una lente nueva? ¿Se puede mejorar el diseño de una lente y abatir costos de producción? ¿Podemos exportar tecnología propia a mercados competitivos? La respues- ta ha sido sí. Siempre. Eso nos hace independientes. Y la independencia termina por redituar, emocional y económicamente.

Retos grandes. Soluciones simples. Sabemos que entre más grande sea el reto, más simple tiene que ser la solución. Cada uno de nuestros productos es una respuesta a esos grandes retos. Desde mejorar el diseño de lentes de visión sencilla y progresivos hasta desarrollar la tecnología para fabricarlas. Y nuestras soluciones se convierten en una oportunidad: incursionamos en otros mercados competitivos y exigentes, con producto y tecnología –como Estados Unidos, Brasil y China. Nuestra tecnología se amolda a la perfección al mercado brasileño y nos abre oportunidades de negocio en el mercado sudamericano. Así, lo que parecía un reto local grande, resultó ser una solución simple, global.